Carreras técnicas muestran explosivo aumento en la región

El incremento de estudiantes se atribuye a las buenas posibilidades de pago y a la disminución de la brecha con planteles universitarios.

valpoLas alternativas de becas, las alternativas que brindan en el ámbito profesional y el aumento de las remuneraciones son sólo algunos de los factores que las autoridades académicas atribuyen al auge que han tenido los distintos centros de formación técnica profesional de la región, los que han vivido un explosivo aumento en el número de matrículas, principalmente en actividades ligadas en el área de la minería, del turismo, de la informática y de los negocios, existiendo una brecha mucho menor entre el sueldo que gana un profesional universitario con un alumno titulado de uno de estos institutos.

Otro indicador que posibilitó este incremento, fue el hecho que aumentó considerablemente la presencia de instituciones de educación superior que dictan carreras técnicas en la zona, lo que también se suma a la creación de los Centros de Formación Técnicas (CFT) por parte de las universidades tradicionales de la zona, de las que integran el Consejo de Rectores. Junto con esto, sostuvieron desde el Inacap que la región cuenta con un polo tecnológico que cada vez entrega mayores posibilidades a los jóvenes estudiantes.

 Factores

“En la región se está produciendo un desarrollo industrial tecnológico que requiere más profesionales de carácter técnico; por ejemplo, el polo de Concón, la Agroindustria del Valle del Aconcagua, de Casablanca, y por último, la Quinta Región Cordillera, con el apogeo de la Gran Minería a través de proyectos de Andina y Angloamerican.  Otro aspecto visible de esta mayor demanda es que -consultados los propios alumnos- prefieren estudiar en la zona por tratarse de un polo de desarrollo de la educación superior, con una mayor variedad de instituciones, mejor calidad de vida y mayor seguridad en relación a la Región Metropolitana”, indicó Claudia Vera, directora de Admisión y Comunicaciones.

Este explosivo aumento también se refleja en el otro gran centro de formación técnica profesional de la región, el Duoc. La directora de la sede de Viña del Mar, Paola Espejo, expresó que “definitivamente ha habido un crecimiento de la demanda de las carreras técnicas, ya que las personas se han dado cuenta que la esta formación es fundamental para establecer la base laboral de nuestro país. Creo que la región y el país necesitan de más y mejor formación técnico profesional para poder levantarlo y asentar las bases económicas, y también para ser más competitivos a nivel internacional”.

Tal es el caso del auge de estas carreras en el Duoc de Viña del Mar, que la cantidad de alumnos sobrepasa la barrera de los 8 mil, mientras que hace exactamente cinco años atrás, el total de estudiantes bordeaba los 3 mil. Por su parte, desde el Inacap indicaron que este año, el número de matrículas superó en un 12% a las registradas durante el año 2012, lo que sin duda fue muy bien recibido por las autoridades de ambos planteles educacionales.

Es así, como la competitividad entre estos centros y las universidades ha permitido que cada vez existan menos diferencias entre uno y otro; lo que también se posibilita por el factor de que la brecha de remuneraciones entre un tipo de plantel y otro permita que cada vez se acerquen más jóvenes a estudiar carreras técnicas profesionales. A juicio de la directora del Duoc de Viña, “creo que también ya pasamos por esa etapa donde en el país todos queríamos ser universitarios; y claro, llegó un minuto donde todas estas carreras se sobresaturaron y la gente tuvo que entender que hay un espacio para todo  y que el país necesita que existan desarrollos”.

 En la región

En la zona, las carreras técnicas profesionales más demandadas están asociadas al rubro de la Hotelería, Gastronomía, Salud, Informática, Electricidad y Electrónica, Mecánica y Mantenimiento Industrial y Prevención de Riesgos. La directora de admisión asegura que “lentamente se han ido posicionando también los requerimientos de profesionales en el área de la construcción y en el área de administración y negocios.  El Modelo de Inacap no sólo se sustenta en un sistema integrado de educación, sino que también en la empleabilidad de nuestros alumnos, basado en el diseño de carreras en conjunto con los sectores productivos, con los cuales se mantienen convenios que permiten la transferencia de conocimientos y tecnologías y el acceso a ofertas laborales”.

Producto de este método de trabajo es que finalmente los alumnos de este plantel educativo con residencia en el sector de Portales, Valparaíso, se preparan con talleres, laboratorios y salidas a terreno para enfrentar el mundo en materia laboral. “A través de este enfoque pedagógico del “Aprender Haciendo”, acceden de manera simultánea a los conocimientos teóricos y prácticos, lo que mejora su empleabilidad”, sostuvo Claudia Vera.

Por su parte, Paola Espejo señaló que en Valparaíso, “todas las carreras de Administración y Negocios, en el área de logística, son muy demandadas, principalmente por la presencia de nuestro puerto en Valparaíso, así que son carreras que están en auge en la zona. Por ejemplo, las carreras de Informática y Telecomunicaciones también lo son. Al respecto, lo que hacemos es establecer convenios con estas grandes empresas como Ultramar o Ultraport, para que nuestros alumnos no solamente vayan a hacer sus prácticas allá, sino que también a través de esto, muestren un buen desempeño y después se queden trabajando ahí”.


Twitter @sebalitio

Comments

Deja tus comentarios


6 × dos =