Alumnos con discapacidad auditiva desarrollan su propio huerto en escuela Dr. Adolfo Tannenbaum

Alcaldesa Virginia Reginato, aula viva 8 Involucrar la estimulación y el desarrollo de toda su creatividad para la recuperación de un espacio de integración y convivencia escolar es el objetivo de “Aula Viva”, proyecto pedagógico desarrollado por alumnos de 6° básico de la Escuela con Discapacidad Auditiva Dr. Adolfo Tannenbaum, dependiente de la Corporación Municipal de Viña del Mar.

La actividad impulsada por el Departamento de Grupos Prioritarios, con su oficina de la Discapacidad y el Departamento de Medio Ambiente, consistió en que los alumnos trabajaran en la construcción de un huerto y técnicas medioambientales de desarrollo y cuidado de almácigos y árboles desde las fases de siembra y plantación, permitiendo la recuperación de espacio para la implementación de acciones didácticas en torno a la naturaleza y el juego.

Quiero felicitar a toda la comunidad de la escuela Adolfo Tanenbaum, ya que a través de este proyecto ecológico ellos han hecho un gran trabajo que les ha servido para aprender y también para enseñarnos a nosotros de cómo aprovechar los espacios para realizar huertos y almácigos”, dijo la alcaldesa Virginia Reginato al inaugurar el aula junto a la concejal Macarena Urenda.

El proyecto buscó aplicar una estrategia de aprendizaje basada en la pedagogía de la acción, donde los alumnos desarrollan buenas prácticas vinculadas a la naturaleza, utilizando las artes, el huerto y el juego como una herramienta interdisciplinaria, como una puesta en valor al desarrollo de capacidades de distinto orden y actitudes diversas en el trabajo con las artes y el medio ambiente, que se inserta en las estrategias de fortalecimiento a la educación.

Este se estructuró en dos fases, siendo la primera el diseño, construcción de dispositivos y familiarización de los alumnos con la lógica misma del proyecto, en torno a la naturaleza. Y la segunda la construcción del huerto.

En tanto Ana Valenzuela, profesora de educación diferencial dijo que “este proyecto surge de las necesidades que uno va contemplando en el aprendizaje de la acción de los alumnos que requieren vivenciar todo lo que lo rodea. En la medida que uno tiene un alumno que aprende viviendo la experiencia tiene aprendizaje significativo y esto se realiza a través de un trabajo en equipo, de valores, en el arte y medioambiente, que nos permita enfocarnos a que ellos desean ser en la vida e integrándose en la sociedad, en que nosotros nos vemos la discapacidad”.

La escuela de Audición y Lenguaje Dr. Adolfo Tannenbaum atiende a niños y niñas con Discapacidad Auditiva, Alteraciones del Lenguaje Oral y alumnos de Enseñanza Básica regular. Cuenta con una matrícula de 338 alumnos cuyas edades fluctúan entre los 2 y 18 años.

Comments

Deja tus comentarios


cinco × 7 =